sexta-feira, 14 de outubro de 2011

                                             
UN CAMINO PARA DOS

      He me dado cuentas estos días que esta mi vida no debe ser vivida tan solo por mi... Esta mi vida nada es do que un longo camino para dos. No, yo no puedo vivirla tan solita como hoy soy. Hoy muy temprano he dado cuenta de mi soledad. ¡Cuanto soy sola en la vida! Cuanto quiero decir ¡‘buenos días amor’! al despertar o decir ¡‘Te quiero’! Estas tan simples cosas que me son tan fascinantes.

      Entonces acepte la idea de mi vida ser incompleta sin tu. Sí, yo estoy diciendo que no puedo seguir sola. ¿Tienes entonces un lugar para mí en tu vida? ¿En tu pecho? ¿En tu paraíso? Quiero tus sonrisas para mí, tus suspiros enamorados, tus canciones de amor... Quiero dividir tus aflicciones e compartir tus dolores. También acoger tu alma e amarte hasta siempre. Eres una gota de esperanza en mi mundo otrora tan vacío. Un rayo de luz que otrora no existía. Una alegría inmensa que me inunda. Hoy soy más feliz contigo. Con tu atención e tus cariños...

      Se que no me conoces todavía. Si, sé que todo en breve será un bello pasado, pero quiero mucho intentar hacer real esta emoción... Hacerla real todos los días hasta siempre. Y como la luna hecha para el sol, nosotros somos los medios de naranja un para otro... Así nosotros somos pájaro e libertad, Romeo e Julieta, una esperanza y un sueño... ¡Un sonrisa y otro sonrisa!